Cirugía Plástica

Lifting de muslos

Publicado el 14 de Septiembre de 2014
Lifting de muslos

El Lifting de Muslos es un procedimiento quirúrgico que tiene como objeto mejorar la forma y tersura de las piernas. 

Esta problemática es bastante frecuente en personas que, tras una importante pérdida de peso, conservan un exceso de piel en la cara interna de los muslos, asociada o no a acumulación grasa. Esta piel sobrante puede ser tan acomplejante como el exceso de grasa y la solución estética más eficaz pasa por eliminarla.

 

El lifting de muslos se realiza generalmente para elevar el tejido descolgado de muslos, y mejorar y definir el contorno corporal.

En este procedimiento es inevitable que el cirujano tenga que realizar incisiones en la piel; las que serán proporcionales a la cantidad de piel sobrante, ya que para eliminarla no hay otra alternativa posible que no sea realizar incisiones. La elección del lugar donde hacer las mismas se hace con el objetivo de que las cicatrices sean lo menos visibles posible.

La intervención puede durar de una a dos horas; y se realiza con sedación anestésica más anestesia local; y los resultados definitivos se pueden apreciar a los dos meses de la intervención.
Recuerde que el éxito de la cirugía depende en gran parte de los cuidados post operatorios.

 

Tras el lifting de muslos,  las piernas y muslos tienen mejor aspecto y las cicatrices, poco visibles en la mayoría de los casos, mejoran con el tiempo y acaban pasando desapercibidas.

 

La autoestima y la apariencia de las mujeres y hombres que se someten a un lifting de muslos suben de manera exponencial después de corregir un problema estético que, en mayor o menor grado, afecta a la vida diaria. Tras el esfuerzo por perder peso, un exceso de piel se convierte en una secuela que nos acompaña toda la vida si no se interviene.  Pero tras el lifting de muslos, las prendas ajustadas o los trajes de baño, por ejemplo, vuelven a formar parte del fondo de armario de muchos de nuestros pacientes.

Socialtomic Marketing